top of page

EL CORAZÓN DEL REINO

EL CORAZÓN DEL REINO

Leemos en filipenses 2:8

•      “Y estando Cristo en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz”. Cuando Cristo vino del cielo y se hizo carne, se hizo –obediente-bajo el estado de la subordinación en su relación hijo-padre. “obediencia”, ¿Qué es? es del hebreo “Shamá” oír, consentir y hacer caso. en griego es “Akuein” que es prestar atención.

Yahshúa dijo en Juan 6:38

•      Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envío. El corazón del Reino es la voluntad de la obediencia. El Reino de Dios se rige por leyes espirituales y principios. Cuando un Rey del Reino “obedece” activa toda clase de bendiciones para su vida. Una bendición es el resultado de dos voluntades fusionadas en una sola.

Antes de pecar

•      La voluntad de Adán estaba insertada o encriptada en la de Dios y la relación era libre y fluida. Cuando pecó, ¿Qué hizo? Sacó su voluntad de la voluntad de Dios y creó su propia independencia. Una independencia es rebeldía y/o desobediencia a Dios. Eva al comer del árbol ciencia del bien y del mal hizo –rebeldía- -desobediencia- con consecuencia fatal.

Dice el Salmo 119:35

•      “Guíame por la –senda- de tus mandamientos, porque en ella tengo mi voluntad. la senda del mandamiento es la senda del convenio y ¿qué es? es –obedecer- que es –unir- mi independencia a la dependencia de dios. es unirme al mandamiento. es vivir en acuerdos divinos. Es hacer del mandamiento algo práctico. “el que guarda el mandamiento, dios permanece en él” (1 Juan 3:24)

Guardar es acatar

•      El mandamiento y obedecerlo sin peros ni excusas. Somos Reyes del mandamiento. Reyes de la obediencia simple. Le dijo samuel a Saúl en 1 Samuel 15:22 “¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? ciertamente el –obedecer- es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros

En Isaías 1:11-18

•      Le dijo Dios a Israel, ¿para qué me sirve, la multitud de vuestros sacrificios? hastiado estoy de holocaustos, vuestras fiestas solemnes, las tiene aborrecida mi alma, venid a mí y estemos a cuentas, ¿A cuáles cuentas? a las cuentas de la obediencia. Si quisiereis y oyeres, comeréis el bien de la tierra. si no y fuereis rebeldes, sereís consumidos a espada.

Se puede orar, adorar

•      Ofrendar, predicar y hacer fiestas solemnes de danzas y cánticos a Dios en los cultos, pero todo esto es “gravoso” a su presencia sin un corazón de obediencia. Fuera de la obediencia todo es maquillaje religioso y superficial. obedecer es seguir el cumplimiento. La obediencia significa dejarse interpelar por la palabra de Dios. en 1 samuel 3:10 jehová se paró delante del profeta

Y lo llamó

•      !Samuel, Samuel! y dijo: habla, porque tu siervo oye y en hebreo es Shamá estoy listo para obedecerte. ¿qué somos ante la exigencia de un ser o una ley superior? somos obediencia. Somos la subordinación a esa ley de voluntad. En el Reino somos gobernantes y a la vez súbditos. Todas las máquinas son obedientes. no hemos oído de una máquina desobediente.

¿Por qué obedecer?

•      Porque entrena mi sentido de responsabilidad. Cuando se nos dice que ve y hazlo es porque se nos está dando la oportunidad de responder y responder viene de responsabilidad. El obedecer es responsabilidad y trae consigo múltiples beneficios. Quién obedece evoluciona. Quién desobedece involuciona. El rebelde anda en contravía a las leyes del reino, al éxito y a la bendición

 

El camino a la obediencia

•      Es de inteligentes. Si el mandamiento es correcto, sé obediente. Quién obedece no tiene que explicar nada a nadie, pero si no has de obedecer ya estás obligado a una explicación ya que un mandamiento de Dios es para el éxito y la prosperidad. En ambas caras de la moneda: rebelión y obediencia, cualquier cosa que hagas es tu entera responsabilidad.

La desobediencia está en contra

•      De la obediencia, del mandamiento, de la bendición y de la voluntad de Dios. señor: en tu nombre echamos fuera demonios, profetizamos, hicimos milagros, y os dije “apartaos de mis hacedores de rebelión” (maldad). El rebelde se pone por encima de la obediencia. obedecer es afirmar tu inteligencia espiritual. si algo va mal en tu vida es culpa tuya.

¿A qué no estás obligado por Dios?

•      A lo externo: al rito, a la obligación de la ceremonia, del holocausto, del sacrificio, a las viandas. Pablo dijo en Colosenses 2:16-18 nadie os juzgue a lo externo en comida, bebida, días de fiesta, luna nueva, días de reposo, rudimentos y a los preceptos de entorno. En el Reino lo que vale es el –código de conducta- que es el código del corazón del reino, !Obediencia!

En el Reino no encajan

•      Los rebeldes y los código de conducta. La obediencia es irremplazable. Cada quién tiene el factor decisivo. Leemos en el Salmo 81:8-14 Israel, si me oyeres, no habrá en ti dios ajeno, ni te inclinarás a un dios extraño. Yo Soy Jehová tu único Dios. Pero mi pueblo no oyó mi voz e Israel no me quiso a mí. Los dejé a la dureza de su corazón. Caminaron en sus propios consejos

Si en mis caminos hubiera

•      Andado Israel, en un –momento- habría yo derribado a sus enemigos. Los que les aborrecen se le habrían sometido. Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo y con miel de la peña les saciaría. En el Reino no ves que es lo equivocado, sino lo que es correcto. Puedes evitar muchas penurias si tan solo obedeces el mandamiento de Dios.

En la obediencia

•      Tienes la oportunidad de aumentar tu salud y prosperidad espiritual y física. Libérate del sufrimiento por obediencia. Presta atención. Yahshúa dijo “el que tenga oído para oír que oiga u obedezca”. Sin obediencia no hay bendición ni salvación. Cada quién tiene un potencial, pero ese potencial es poder solo cuando la persona es obediente.

Ser obediente a Dios

•      Es ser responsable de ti mismo. Responsabilidad en el Reino es hacer las cosas, es ser obediente. Dentro de la palabra –responsabilidad” tenemos dos palabras -Res de respuesta y habilidad de habilidad. Responsabilidad es la <hábil respuesta> a la obediencia y esta significa “Tu única atención a Dios” “A su mandamiento” “A su palabra” aquí y ahora. Tú tienes la respuesta a tus bendiciones ¿Cuál es? Obediencia que es el Corazón del Reino. Somos Reino. 


*Este documento pertenece a la Universidad Reino Prohibida la copia electrónica, escrita, digital, sin una debida certificación y permiso del Ebed: Dr. Rey Estrada. Solo si lo usas para enseñar y predicar con el mismo título, contenido y autor, eres libre de compartirlo. Estudia con nosotros la Universidad Reino 1 - https://www.reyestrada.com/universidadreino-1



35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page