top of page

CUANDO UNA VERDAD ABSOLUTA !LIBERTA!

MÓDULO: DIOSOLOGÍA – MASTERCLASS 01

Cuando una verdad absoluta !Liberta!: “Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad” (2 Corintios 13:8). La verdad es un principio y ese principio es el verbo. En el principio el verbo/verdad estaba con Dios, y el verbo/verdad era Dios. La verdad es un principio viviente. No hay nada muerto en la verdad. Yahshúa dijo Yo Soy la Verdad. La verdad es el Yo Soy. Cuando estas en la verdad estás dentro del Yo Soy Dios. En esa verdad te encuentras en el centro de la divinidad y no en la periferia de los conceptos filosóficos. Fuera de la verdad todo es un vacío. La verdad llena, es una Pleroma (Plenitud), completa y pertenece la verdad al diccionario de la plenitud.


Leemos en Juan 18:37 Le dijo entonces Pilato a Yahshúa: ¿Luego, eres tú Rey? Respondió: Tú dices que yo soy Rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. La verdad es la voz del verbo de Dios. Oír a otras voces fuera de Cristo es oír mentiras. En Mateo 17:5 una nube de luz los cubrió a Pedro, Jacobo y a Juan; y he aquí dijo, señalando a Yahshúa: Este es mi hijo amado, en quién tengo mi o plenitud o mi complacencia, a él oíd.


Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad? Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito. La verdad era inocente. La verdad era “El”. No era una mentira ni una teoría. La verdad no comete el delito del engaño. La verdad siempre es limpia. La mentira es la culpable.


Todo el mundo siempre se ha preguntado, ¿Qué es la verdad? Pero lo importante no es preguntar por ella, sino saber qué hacemos con ella una vez conocida o que la tengamos. Pilato la tuvo frente y convencido de ella dijo: Yo no hallo en él ningún delito, pero ¿Qué hizo con la verdad? La crucificó, la sepultó, la aisló de él, la hizo muerta, inerte e ineficaz en su vida.


La palabra verdad es del griego Aletheia y significa “la esencia manifiesta de algo real”. Verdad es igual a realidad manifiesta. La verdad es la concordancia entre una afirmación y el hecho al que se refiere. Sólo las verdades producen convicciones, fundamentos, raíces, seguridad y estabilidad. Yahshúa dijo en Juan 8:32 “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres “, Cuando la verdad entra a tu entendimiento se vuelve luz para disipar las mentiras impuestas y las tinieblas anidas dentro de ti, y ¿Qué son las tinieblas? Son la ignorancia de la verdad (La ignorancia es vaciedad). Observa lo que hace la ignorancia, tomemos el principio palabra de Efesios 4:18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida del Eterno por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón. La ignorancia entenebreció al entendimiento de los Efesianos, pero cuando la verdad entró a sus mentes ¿Qué hizo la verdad? Libertó, disipó, eliminó y a su vez fijo la verdad. Tú no puedes estar en el Reino ignorando verdades. Sin verdades no hay convicciones.


Tienes que conocer la fuente de la verdad de verdades y apreciar a quién te diga la verdad sin reparos. Hay líderes que no le dicen la verdad por tres razones:

(1) porque ellos no pueden dar verdades si no les ha sido reveladas. No te dan más de allí,

(2) porque si ven verdad de verdades, se la esconden al pueblo, porque si se las dicen se quedan sin trabajo, sin sueldo y sin pueblo,

(3) porque tienen intereses creados y al enseñar verdades toda esa torre de babel se les viene abajo. Pero el Eterno está levantando mujeres y hombres de Reino, serios, atrevidos y capaces de decir verdad de verdades para que no quedes en la ignorancia o vaciedad y aprendas con ellas trascender y a reinar en plenitud en las glorias de la vida y libertad y a ellos no les importa sus intereses personales sino los del Reino. Entonces, dedícate a conocer la verdad.


La verdad es luz: Cada persona es un entendimiento y hay unos entendimientos que tienen un watiaje de luz. Hay unos que los tienen el entendimiento a 40 vatios, a 60 vatios, a 100 vatios, a 500 vatios y mil vatios de potencia. Asimismo, es la verdad en tu entendimiento. Hay verdades en ti a 40, a 60, a 100, a 500 y a mil vatios de luz. Por ejemplo: Puede que en salvación tu entendimiento esté a mil vatios de luz, porque entiendes que la gracia salvó a los que estuvieron bajo la maldición de la ley, Gálatas 2.10,13 y Gálatas 4.4-7; Pero en el tema del Reino y de la escatología consumada puede que estés en cero vatios, y por eso tu entendimiento tiene lucha con el cumplimiento de la II venida de Cristo en el primer siglo.


¿Cuál es tu responsabilidad? Es indagar, escudriñar y conocer la verdad en las verdades, por eso, tú no puedes quedarte en una lucecita de 40 vatios sobre ese tema, tienes que potencializarte e ir hasta el fondo del tema para que esa verdad te haga libre y los terroristas de Apocalipsis no te pongan anticristos encima, ni bestias, ni lago de fuego ni terror futuro.


Las verdades tienen que ser verificadas. La verdad es operativa. Si no las verificas nunca sabrás que son y por qué son verdad, y nunca estarás convencido de ella ni por ella. Las verdades del Eterno están para liberarte de una; pero a ellas se les dificulta porque tu entendimiento está estrecho, prejuicioso, debido a la mala información que has recibido de los sistemas que te han domesticado la mente. Por eso, cuando a tu entendimiento le entra una verdad como <El diablo no es un ser cósmico sino un humano haciendo el mal>, ¿Qué hace tu entendimiento? Protesta y rechaza, ¿Por qué? Porque tu entendimiento ha sido cliente del diablo cósmico desde hace muchos años. Y tú has dejado a ese diablo cósmico ahí puesto y no has indagado la verdad en las verdades bíblicas, a tu mente le formatearon al susodicho diablo cósmico y nunca has verificado la verdad en las verdades de la biblia. ¿Qué es una mente pre juiciosa? Es la que le pone trabas a todo, le pone un signo de interrogación a todo y todo lo juzga antes de verificarlo hasta el final. Para una mente pre juiciosa toda respuesta es inútil. Sólo cambiarás tu mente pre juiciosa cuando tengas humildad y un espíritu enseñable.


La verdad es iluminación. La verdad saca de ti lo que debieras ser. ¿Qué espera de ti el Espíritu de verdad? Espera que después de un tiempo de conocer la verdad en las verdades seas un maestro en tu entendimiento y ¿Qué es lo que convierte a tu entendimiento en un maestro? Es el alimento sólido. El Espíritu de verdad quiere que alcances madurez para que tengas el ojo y el oído ejercitado en el discernimiento de lo superior (bien) y de lo inferior (mal) como dice en Hebreos 5:14. 18.


El Espíritu de verdad tiene oxígeno y quiere traer a tu entendimiento ¡libertad!. Tomando el principio de la palabra de Gálatas 5:1,7 “Estad, pues, firmes en la libertad con qué Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud...Vosotros corrías bien; ¿Quién os estorbó para no obedecer a la verdad? “, notamos que la verdad a los Gálatas los hizo libres del yugo esclavizante de la ley del judaísmo, pero vinieron los maestros judaizantes y comenzaron a estorbarles el entendimiento, a judaizarles el entendimiento para que no obedecieran a la libertad.


Ellos corrían bien en la verdad, pero fueron tentados a correr en las mentiras religiosas de los judaizantes. Soy yo el que tengo que escoger con quién corro en las verdades o en que verdades corro. La verdad es algo que sólo puedes encontrar entregándote a ella, para que se convierta en algo ineludible. El propósito de la verdad es hacerte libre y cuando eres libre por una verdad, has trascendido, avanzado, evolucionado, has soltado cargas religiosas, sistemas esclavizantes, tradiciones inservibles y aun te has liberado del pasado. Siendo libre, te encuentras en el presente.


En libertad sólo existe el ahora. Déjate de ese cuento, <es que yo hace años conocí que esta doctrina era así, y porque he de cambiarla ahora>, ¡Error! Las verdades siempre han estado ahí en verdades, es tu entendimiento el que dubita y no ha evolucionado, no ha conocido, no ha profundizado para transformase. Por eso, el consejo de Yahshúa siempre será el mismo “Conoceréis la verdad”, esto es algo continuo. Indaga la verdad. A las verdades hay que escudriñarlas. Ella se deja escudriñar, porque quieren que tú les descubras el tesoro que tienen por dentro y ¿Cuál es? La libertad.


En cautiverio conoces el límite. Cuando aceptas que eres libre ya no puedes ser esclavo. La esclavitud es una acumulación. El trabajo de una verdad es quitarte las capas de esclavitud mental. Tú entendimiento es como la cebolla cabezona que tiene varias capas encima. Quitas una y surge otra y otra y otra hasta llegar al núcleo. ¿Qué hace la verdad? Ella le va quitando las capas a tu entendimiento. La verdad quita capas hasta encontrarse con la libertad. La libertad no es un concepto es un estilo de vida. No es una filosofía sino una experiencia real. Cuando la verdad entra a tu entendimiento se viene con la libertad para limpiarte de falsos paradigmas y mentiras religiosas.


Desde tu infancia, tu mente ha sido creada por otros, domesticada por otros. Tú naciste simple, inocente, ignorante, sin información, pero tus padres, otros y el sistema religioso y cultural fueron influenciando tu mente. Ellos, fueron colocando religión en tu mente. Creencias en tu mente. A eso te aferraste y eso creíste sin darle una verificación personal. Tú mente se volvió tan estrecha que te identificas con esa falsa repetición. Tú no naciste católico ni evangélico ni judío ni budista. Te dieron una mente católica. Te empujaron a evangélico. Te enjaularon en religión. Ahora que conoces Cristo, sigues diciendo: Ahora, Yo soy evangélico, adventista, protestantes, pentecostal, mormón o testigo de Jehová. ¡Guao! Estas en lo mismo. No has cambiado la domesticación. Tienes nombres a la carta. Puras etiquetas humanas. La verdad no te ha liberado. Deja que la verdad te haga ruido en la cabeza. A ti también te aprisionaron en un sistema, donde a lo largo de tus años te han ido añadiendo dogmas, creencias, fijaciones, liturgias, cargas, programas, rituales, diablos cósmicos, demonios, espíritus, rudimentos, ritos, ceremonias, y has sido víctima de ese formato o de esa cuadricula religiosa, pero sé sincero contigo mismo ¡No eres libre!.


A la verdad no le interesa tu religión ni tu Iglesismo sino tu libertad. ¿Qué ha estado pasando con tu mente? Que se te ha vuelto religiosa, pesada, cuadriculada, peleadora, defensora de tu “Iglesismo y denominacionalismo religioso”. Tu mente ha sido condicionada por el sistema de otros y no por las verdades de Dios o por tus propias investigaciones de ella. Tu mente esta vieja con esas cosas. Está pesada como la de los escribas y fariseos del primer siglo que debido al judaísmo que profesaban nunca pudiera conocer a Yahshua como la verdad del Eterno. La verdad es para derribar pedestales, paradigmas, argumentos, esclavitudes y mentiras a tu entendimiento fin de hacerte libre. Si tú no estás disfrutando libertad de alguna verdad es porque no has dejado que esa verdad haga su operación interna en ti.


Cuando la verdad entra en tu entendimiento, crea el proceso, hace el recorrido y todo proceso produce dolor o reacción. ¿Por qué hay gente que patalea contra hombres y mujeres que están diciendo verdades? Porque la verdad sacude los cimientos preestablecidos. Las verdades primero nos sacudan porque después viene la libertad, el reposo y la convicción. La verdad busca gentes de convicción, radicales, enteras, sin doblez. Cuando la verdad liberta a tu entendimiento es para disfrutar, pero sólo se puede disfrutar las verdades consumadas. ¡Conócelas! Sé libre comenzando a oír, leer, investigar, y estudiar la sabiduría completa de la plenitud del Eterno en las Escrituras.


Este documento pertenece a la *Universidad Reino* Prohibida la copia electrónica, escrita, digital, sin una debida certificación y permiso del Ebed: Dr. Rey Estrada. Solo si lo usas para enseñar y predicar con el mismo título, contenido y autor, eres libre de compartirlo. Estudia con nosotros la Universidad Reino 1 - https://www.reyestrada.com/universidadreino-1



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page