top of page

CONOZCA LOS ATRIBUTOS ESENCIALES DE DIOS

Conozca al Dios del Reino: Capítulo 1

Sección 10: Conozca los Atributos esenciales de Dios

 

Conocemos que, Asignarle a Dios “Personalidad”, sería limitarlo a un modo estructurado de Ser. La personalidad es la estructura del carácter psicologico que hace referencia al conjunto de rasgos o sesgos distintivos de un sujeto. Que la personalidad establece el modo especifico de actuar y de pensar de una persona. Que en el aspécto dinámico de la personalidad el individuo experimenta intercambios de modo constante con el medio que lo rodea, un proceso que solo se interrumpe con la muerte. La personalidad está compuesta por dos formas: (1) Por una vertiente interna llamada “pensamiento”, y (2) Por una vertiente externa llamada “conducta”.

 

Conocemos que, Dios es el “Yo Soy” exhaustivo. Para un judío, un Ser o una Persona se define por su “Hashem o nombre (hebreo)”, hasta que el “nombre u onoma (griego)” Sustituye a la persona. El nombre es el carácter. El nombre encierra “las propiedades y cualidades de una persona”. Que en (Éxodo 3:13-14) Moisés no le preguntó a Dios, como era él, sino por su esencia y él le respondió “Yo Soy”. Que Dios a través de su nombre le reveló su esencia y/o su carácter interno. Que el Yo Soy es del hebreo “Ehyeh asher Ehyeh” que es “Yo seré el que seré, siempre siendo el Soy”. Que este fue un verbo hebreo que enunció una “acción terminada”. Dios, nunca se está auto construyendo o terminando, ni su personalidad se está transformando o mejorando. Que como Dios no puede definirse exhaustivamente por el hombre, el discurso de la Biblia utiliza pronombres personales que hacen ver y conocer la personalidad de Dios. Usa los lenguajes como el antropomorfismo (Atribuirle sesgos y/o cualidades humanas a lo que no es humano). Que no podemos definir a Dios de una manera sintética sino descriptiva a través de sus atributos.

 

Conocemos que, Atributo es del latín “adtributus” que es un participio del verbo “adtribuere” compuesto por “ad” que significa “lo que se aproxima a” y “tribuere” = distribuir. Que atributo es lo que asigna a alguien o a algo, en cuanto a virtudes, rasgos, o características vinculándolo de un modo sustancial y eso es lo que distribuye. Que hubo en Dios, atributos de la personalidad, que fueron aquellos aspectos que vinieron unidos a la personalidad que son inseparables de ella.

 

Conocemos que, las Escrituras le atribuyeron a Dios características de personalidad. Que Dios es inefable, quiere decir que no hay palabras exhaustivas que puedan expresar lo que Dios es. Que Dios es incausado o que Él es la fuente del ser, de la vida y del poder. Por eso, ha sido siempre y será: es eterno. Que Dios no cambia, o que su fidelidad y misericordia son inmutables o nunca cambian.

 

Conocemos que, un atributo implica la esencia de algo o de alguien. La esencia de Dios es 1 Juan 1:5 es luz. La esencia de Dios en 1 Juan 4:8 es amor. La esencia de Dios en Juan 4:24 es Espíritu. La esencia de Dios en Isaías6:3 es santo. Los escritores a través de estas metáforas describieron los atributos esenciales de Dios. Que luz, amor, Espíritu y Santo son expresiones que describen la naturaleza de Dios. Que Espíritu denota la substancia de Dios. Que amor denota la consistencia de Dios. Que luz denota la expresión de Dios. Que Santo denota la profunda pureza de Dios. Que el amor y la luz son atributos relacionados con su Espíritu. Que en Romanos 8:2 Espíritu y Vida son una misma cosa de Dios. Que Dios es Espíritu y el Espíritu es vida son uno en Dios y no son dos entidades separadas o distintas de Dios, sino una sola. Que dentro de este Espíritu y vida se encuentra el amor y la luz de Dios. Que cuando el amor de Dios se expresa se convierte en gracia; pero cuando se expresa la luz de Dios se convierte en verdad. Estos son algunos de los atributos descriptivos de Dios.

 

Conocemos que, los atributos intelectuales de Dios se le representa como Luz que es la manifestación del conocimiento divino. Que en Dios se manifiestan cuatro perfecciones de él como son (1) El conocimiento, (2) La sabiduría, (3) La veracidad, (4) La fidelidad. Que el conocimiento o gnosis es el saber de todas las cosas posibles y actuales que las ve en un acto sencillo y eterno (Salmo 94:9) (Salmo 147:4). Que conocimiento respecto a su naturaleza significa que Dios conoce el universo tal cual existió en su propia idea eterna, antes que existiera como una realidad finita en tiempo y espacio.


Que el conocimiento de Dios es innato e inmediato y que significa que no es el resultado de la observación o del estar observando o de un proceso de razonamiento. Que su conocimiento es simultáneo y no sucesivo, es decir, que ve todas las cosas en su totalidad y no de apoco al poco, o en una mirada después de la otra. En su prognosis todo ya lo vio. Que el conocimiento de Dios en su alcance y se llama “omnisciencia” (Omni igual a Todo) porque lo abarca todo. Que Dios se conoce y conoce en sí mismo todas las cosas que proviene de El (conocimiento interno). Que conoce todas las cosas tal como están aconteciendo. Que conoce hacia tras (pasado). Que conoce hacia adelante (futuro). Que conoce en el aquí y en el ahora (presente). Dios se conoce todas las cosas tanto en lo que es posible como en lo que es real (Job 37:16) (Jeremías 17:10) (Salmo 37:18), pero que Dios es un eterno presente. Que el conocimiento anticipado se llama “presciencia” porque se conoce con antelación las acciones y los eventos condicionales (2 Reyes 13:19) (Salmo 81:14,15)(Isaías 42:9)(Mateo 11:21).

 

Conocemos que, la Sabiduría de Dios es el aspecto particular del conocimiento de Dios. Que el conocimiento se obtiene por medio del estudio y de la investigación, pero la sabiduría es la aplicación del conocimiento intuitivo de las cosas. Que el conocimiento es teórico, pero la sabiduría es práctica. Que el conocimiento es el saber de Dios, pero la sabiduría es la inteligencia de Dios (Efesios 1:11,12) (Colosenses 1:16).

 

Conocemos que, la Veracidad de Dios en su sentido lógico conoce las cosas como realmente son. Que la verdad de Dios es la base de todo conocimiento (Juan 14:6)(Números 23:19)(Jeremías 10:8).

 

Conocemos que, la Fidelidad de Dios, cumple sus pactos, sus promesas. Que Dios nunca deja vacíos. Que constituye la base de la confianza, el fundamento de la expectativa o esperanza y la causa de su gozo. Que a fidelidad da valor para proseguir (Números 23:19)(Deuteronomio 7:9)(Salmo 89:33).

 

Conocemos que, los Atributos Morales de Dios son La bondad de Dios. Que si Dios es bueno en sí mismo; también lo es para todas sus criaturas. Que Dios es la fuente de todo bien (Marcos 10:18). Que la bondad trata generosamente y tiernamente (Salmo 145:9,15,16). Que su bondad es el cuidado por el bien de sus criaturas.

 

Conocemos que, el Amor de Dios cuando la bondad se manifiesta asume el más alto carácter de amor. Que el amor de Dios lo impele a comunicarse con el objeto amado. Que cuando ama, lo hace de manera incondicionalmente. Que Dios en cada criatura se ama a sí mismo. Que se ama en ellas. Que los dones de él, los ama en ellas. Que su esencia se ama en el amor. Que Dios ama la imagen impresa de sí mismo en cada criatura (juan 3:16)(Mateo 5:44,45)1 Juan 3:1). Que, por amor incondicional, Dios no puede perder jamás a lo que es su imagen, porque perdería el original.

 

Conocemos que, la Gracia de Dios brotando de su bondad y amor es y fue el regalo gratuito de la generosidad para sus criaturas. Todo por causa del pecado, éramos “enemigos” ¿Qué derecho teníamos de su gracia manifiesta? Ninguno. Que nadie tiene derecho a reclamar la luz del sol, sin embargo, sale para todos por un acto de su gracia providencial. Que el amor de Dios es incondicional y su gracia es inmerecida. Que los únicos que “merecen su aplicación” son los bendecidos, escogidos, y predestinados por Dios desde antes de la fundación del mundo (Efesios 1:3-6). Que por gracia todo se recibe como regalo o dádiva libre y favorecida. Que la gracia siempre es para favorecer (Efesios 2:8,9) (Tito 2:11) (Jeremías 16:13). Que la gracia se manifestó a la criatura por medio de la Fe como medio de recepción (Efesios 2:8). Que el sujeto que comprende la gracia, termina recibiendo sus beneficios con acción de gracias.

 

Conocemos que, la Compasión de Dios es la expresión de la misericordia de Dios. Que la compasión ve la carga pesada sobre el hombro del hombre y le ayuda y la libera. Que la compasión es dada para el alivio del sujeto. Que la compasión es para todo aquel que se encuentra en un estado de miseria o angustia natural, mental, emocional o espiritual. Que la persona compasiva no toma en cuenta si la persona merece o no merece. Que el buen samaritano fue la expresión de la compasión, al ayudar y aliviar al pobre y mísero moribundo. La compasión es para el disfrute del receptor (Ezequiel 18:23-32) (Lucas 6:35,36) (Tito 1:4).

 

Creemos que, la Paciencia de Dios significó “Grande de rostro”. Que Dios al ser paciente es grande de rostro, porque su rostro en el tiempo viene en justicia que se vuelve lenta para la aplicación de la ira, pero cuando no ve el cambio y/o arrepentimiento del sujeto o de la nación, su rostro cambia a rostro de ira o de retribución. Que, debido a la bondad, al amor, a la gracia y a la compasión, Dios soportó al obstinado en las diferentes dispensaciones bíblicas o edades o generaciones, a causa y pesar de su persistente desobediencia. Que la paciencia se reveló en el aplazamiento de la consecuencias, juicios merecidos o resultados sobre el actuante merecedor (Exodo 34:6)(Salmo 86:15)(Romanos 2:4)(Romanos 9:22,23)

 

Conocemos que, la Santidad de Dios significó separar para distinguir. Que santo es una posición. Santidad es una personalidad. Santificación es un proceso. Santo es un distintivo. Santidad es una expresión. Santificación es una transformación (1 Pedro 1:15,16). Nadie puede expresar Santidad si primero no es Santo. Nadie puede experimentar una transformación si no hay Santificación. En la Santidad nuestra personalidad mantiene esa excelencia moral precisa. Por medio de la Santificación cada quién logra ser justo, piadoso, recto y correcto. Su proceso va rechazando lo incorrecto, a la injusticia, a lo vil, a lo abominable, a lo torcido, a lo indefectuoso, a lo impuro, a lo pagano, a lo travieso y pecaminoso.

 

Conocemos que, la Justicia de Dios es la estricta adhesión a la ley. Que la justicia es la vara de hierro de la corrección al mal carácter de las naciones. Que todo debe ser juzgado para ser equilibrado. Que todo debe ser pagado o cancelado para ser liberado. Que la justicia pasa factura de cobro a toda violación a la norma, ley, regla, reglamento, mandamiento, precepto o principio. Que la justicia es para todo aquel que se mantiene en contra de toda infracción o ilegalidad (1 Juan 2:29) (Jeremías 12:1) (Daniel 9:14). Que nadie debe temer a la justicia, si a ella no le debe nada. Que la justicia no es un karma que aplica consecuencias o premios sin haber un legislador detrás de ella que las verifica. Que la justicia es retributiva. Que retribución es la expresión de lo que se conoce como Ira. Que el sujeto jamás podría burlarse de la justicia de Dios. Que la justicia trabaja con el tiempo en las aplicaciones de juicios.

 

Conocemos que, en los Atributos de Soberanía. Que a un Ser Soberano es a quién todo le pertenece por derecho de emancipación o de creación. Que en el caso de Dios es de creación. Que el creador es el soberano de todo lo creado mía es la tierra y su plenitud, el mundo y lo que, en él, habita.  Que la soberanía sostiene todo lo hecho por el poder de omnipotencia (Todo Poder), porque todo lo creado tiene la finalidad o destino de servir. Que soberano es también quién gobierna como rey. Que dentro de la soberanía está la voluntad y el poder de Dios. Que la soberanía es la cubierta del universo. Que Dios como soberano tiene el control sobre todo lo creado. Que la soberanía opera a través de las leyes aplicadas del universo.

 

Conocemos que, la Voluntad de Dios es la causa última de todas las cosas. Que todas las cosas se originan en esa voluntad. Que los atributos incorporados a la voluntad de Dios son el amor, la santidad y la justicia. Que la facultad de la voluntad de Dios es la determinación que se define como el curso de acción o la formación de un plan. Que también incluye el poder de ejecutar el plan formado y realizar el propósito interno. Que la voluntad es la facultad propia de la determinación de Dios. Que Dios no puede querer ninguna cosa que sea contraria a su naturaleza, a su sabiduría, a su amor, a su justicia, a su gracia y a su santidad. Que toda creación es el objeto de la voluntad de Dios. Que debido a su voluntad, Dios nos revela el deber que nos obliga a hacer (Romanos 9:15-18,20) (Job 11:10) (Apocalipsis 4:11).

 

Conocemos que, el Poder de Dios es la fuerza de ejecutar su voluntad. Que el poder es la energía o Dunamis efectiva de la naturaleza de Dios. Que el máximo poder de Dios es Su Espíritu que es la omni energía espiritual infinita. Que todo el universo se sostiene por el poder de Dios. Que es la causalidad más alta de Dios. Que, debido a su poder, Dios ha ordenado que algo se haga. Que, debido a su poder, El hace lo que quiere. Que, mediante el mero ejercicio de su voluntad, Dios puede ejecutar todo lo que está presente. Que Cristo es poder de Dios, 1 Corintios 1:24. Que el evangelio es poder de Dios, Romanos 1:16. Que el poder ejecutar está incluido en su eterno decreto (Génesis 18:14)8Jeremías 32:27) (Mateo 3:9). Que el poder de Dios es viviente, es soberano, es trascendente, todopoderoso, sin límite de tiempo para su existencia.


*Este documento pertenece a la Universidad Reino Prohibida la copia electrónica, escrita, digital, sin una debida certificación y permiso del Ebed: Dr. Rey Estrada. Solo si lo usas para enseñar y predicar con el mismo título, contenido y autor, eres libre de compartirlo. Estudia con nosotros la Universidad Reino 1 - https://www.reyestrada.com/universidadreino-1





11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page