top of page

CONOZCA EL LIBRE ALBEDRÍO DE DIOS

Conozca al Dios del Reino: Capítulo 1

Sección 13: Conozca el Libre Albedrío de Dios

 

Conocemos que, Albedrío es la derivación de Arbitrium que a su vez viene de Arbiter que es Juez. Albedrio es lo mismo que Voluntad soberana de Dios. Es la facultad de las preferencias por encima de otras. Es el poder obrar por su propia cuenta, determinación o auto determinación. Dios es libre albedrío perfecto. Su voluntad es libre. Su determinación fue su beneplácito. Cuando Dios decidió, no tuvo equivocación alguna. No tuvo un loco arbitrium. No hubo ley que restringiera su voluntad, porque Él es soberano en su propia voluntad y en ella también es ley. Que la principal causa de todas las cosas creadas por Dios se originó en el designio de Su voluntad. Que su ejercicio fue soberano, porque Él fue quien decretó y con ella hizo todas las cosas, Efesios 1:11 dice "En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad". Que Dios hizo todas las cosas según, conforme o en línea con la intención de Su voluntad reinante. Que la voluntad de Dios fue su intencional y el consejo de Dios fue su consideración acerca de cómo cumplirla. Que la voluntad es irresistible, Romanos 9:19 dice “...¿Quién ha resistido a su voluntad?”. Que la voluntad del Alfarero Dios fue y es hacer la vasija con el diseño que él hizo, quiso y ejecutó. Que su voluntad es eterna, Malaquías 3:6 dice “Porque yo Jehová no cambio”. Que la voluntad no puede ser cambiada o alterarse por lo mejor, porque Dios no puede ser mejor que su voluntad. No puede ser cambiada por lo menor, porque Dios no puede ser menos de lo que El es. Su <libre albedrío> no tiene mayor ni menor; no puede ser aumentado ni disminuido, porque es eterno. Su voluntad no está sujeto a nadie ni a nada de lo que él creó. Dios es Dios y a como a él le dio la gana. La voluntad de todo hombre está sujeta a Dios. Toda criatura es responsable a El creador.  

 

Conocemos que, el Señor no determinó salvar a los hombres sobre la base de la voluntad del hombre para ser salvo. Dios no oyó decir ¡Sálvame! Y El vino a Salvarlo. Un grito no motivó a Dios. Si la causa de la salvación hubiese sido un ¡Grito de Salvación! Entonces, la Salvación hubiera estado supeditada a la voluntad del grito y así el humano hubiera determinado a la voluntad divina, por ende, Dios no fue soberano; porque otro fue quien, con un grito de auxilio, lo determinó o lo motivó u hostigó a salvación. La libertad de Dios indica que Él no estuvo bajo ninguna influencia ni fue movido por nada ni por nadie arriba ni abajo, ni en el campo visible ni en el invisible. Dios actuó según la ley de Su divino Ser Soberano. La voluntad de Dios fue la ley del universo, y no fue la voluntad humana la ley del universo.

 

Conocemos que, hubo Dos clases de Albedrío en Dios: (1) El Albedrío decretivo que es lo revelado. (2) El Albedrío preceptivo que es lo secreto. En lo decretivo, Dios decretó todo lo que tuvo que suceder directamente o por medio de sus criaturas como instrumentos del decreto. En lo preceptivo, Dios trazó para sus criaturas los recursos, preceptos o mandamientos que debieron voluntariamente obedecer para su bienestar indicando los deberes que les impuso. Deuteronomio 29:29 dice que a la voluntad decretiva le pertenecieron las cosas reveladas y a la voluntad preceptiva le pertenecieron las cosas secretas. Cuando Dios usó a Moisés para liberar a Israel de los 430 años de la esclavitud de Egipto, Moisés estuvo dentro de la voluntad decretiva como libertador o instrumento del decreto de Dios. No estuvo otro sino Moisés. Le tocaba a Moisés, convertirse en el medio de liberación o rescate. Moisés fue preparado por Dios para lograrlo. Él lo usó para bendecir a otros. Así lo decretó Dios y así se cumplió en el tiempo preciso, lugar preciso y circunstancia precisa.

 

El Albedrío decretivo fue cumplido, pero el preceptivo fue desobedecido con frecuencia por el hombre. Dentro del libre albedrío de Dios, encontramos dos connotaciones: (1) La connotación necesaria de Dios, (2) La connotación libre de Dios. En la necesaria, Dios actuó de acuerdo a la ley de Su Ser. En la libre, Dios determinó libre y voluntariamente crear lo que quiso y ahí estabas tú. Le dio la gana crearte y manifestarte en tiempo y espacio y humanidad. Si su Albedrío no lo hubiera decidido, ciertamente no existieras. Dios determinó también qué tiempos, lugares, naciones, casos, cosas, pruebas, luchas, batallas, personas y circunstancias estarían preparados de antemano para que todo se cumpliera. Por ejemplo: Estuvo determinado por el <libre albedrío> de Dios que José fuera entregado por sus once hermanos, a la edad que fue entregado, a la gente que fue vendido, al país donde llegó como esclavo. Dios conoció el tiempo de José, el lugar de José, la cárcel de José y las circunstancias adversas de José, pero también Dios preparó todo de tal manera que José llegara a ser el primer ministro o segundo faraón de Egipto para bendición de su propia familia. De igual manera, fue con su Hijo Yahshúa. Todo fue destinado desde antes de la fundación para su encarnación, concepción, nacimiento, crianza, desarrollo, país judío dónde nación, leyes que tenía que cumplir, vivencias y experiencias por las que tuvo que pasa y todo esta preparado de antemano para recibir un nombre sobre todo nombre por resurrección, ascensión, exaltación, glorificación y diestra de Dios. Que Dios tuvo sus razones para haber querido lo que hizo y para haber elegido un fin mejor que otro y usó los medios que lograrán ese fin divino. Que la soberanía de Dios siempre tuvo que ver con Su voluntad y beneplácito. Que es preferible que nuestras vidas estén en el Albedrío y/o la voluntad sabia, santa, y amorosa de Dios que en la voluntad de un poder ciego, azaroso y casual del ser humano. Estuvo en Hechos 13:48 que los gentiles al oír la palabra, creyeran los que estaban ordenados para vida eterna fue hecho por el libre albedrío de Dios.


*Este documento pertenece a la Universidad Reino Prohibida la copia electrónica, escrita, digital, sin una debida certificación y permiso del Ebed: Dr. Rey Estrada. Solo si lo usas para enseñar y predicar con el mismo título, contenido y autor, eres libre de compartirlo. Estudia con nosotros la Universidad Reino 1 - https://www.reyestrada.com/universidadreino-1




30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page