top of page

CONOZCA AL HOMBRE DE LA FE VERSUS AL HOMBRE DE LA RAZÓN

Conozca al Dios del Reino: Capítulo 1

Sección 4: El sujeto de la Fe y el sujeto de la Razón


Conocemos que, el único Dios que existe es el “El Yo soy” que es el hombre de la Fe. El hombre sujeto de la razón como el ateo y el científico materialista por carecer de sentidos y discernimientos espirituales, lo colocamos dentro del “Hombre natural” que no puede percibir las cosas del Espíritu. El sujeto de la simple razón no tiene teología para explicar a Dios y por eso no lo puede creer. El sujeto de la razón siempre se quedará en la razón que no le da por la lógica al no ver una evidencia personal de Dios, ya que lo tendría que humanizar, aunque la tiene en el Dios que se hizo carne en el verbo Cristo que fue la humanización del Dios Espíritu. En algunos de estos sujetos, su mente les queda embotada para no conocer a Dios.


Conocemos que, a Dios ningún hombre lo ha visto jamás, Juan 1:18 porque Dios es Espíritu y para verlo cara a cara hay que estar, ser y vivir en el mismo Espíritu de Dios. Ningún humano presenció la formación del universo, cuando estaba creando. Tampoco vio el comienzo de la vida. Nadie ha visto jamás a una especie evolucionar hasta convertirse en otra superior o distinta. La Fe Consumada nuestra se apoya en las realidades que no se ven, porque las cosas que no se ven son eternas. Las que se ven son efímeras y temporales.


El hombre de la razón no cree que Dios sea o es inmanente ni trascendente o que sea un Dios personal, eterno, e inmortal, por ende, a nosotros los hombres de Fe Consumada, nada nos aporta esta clase o tipo de razón o razonamiento. Esto nos muestra, que nos encontramos en dos líneas paralelas que no se unirán jamás. Dice el necio en su razón o corazón “No hay Dios”.


¿Cuál es el dios del sujeto de la razón? Es la lógica y la razón científica. La posición de la razón cree que el único dios que creó al universo fue el estallido del Big Bang. Enseña que de la nada emergió la materia y el tiempo. Que la materia fue un punto de Densidad que explotó generando la expansión de la materia en todas las direcciones creando lo visible que se denomina universo. Nosotros, los hombres de la Fe Consumada, conocemos y creemos que este gran universo tan perfectamente diseñado por el todopoderoso y gran diseñado ¡Dios! Creó los cielos y la tierra tal cuál como las Escrituras de Dios nos lo enseñan en la Biblia. Es el Dio de todas las energías que existen en el macro y micro universo.


El sujeto de la razón se plantea muchos interrogantes sobre su propia identidad, origen, destino. Sobre la existencia del mal y aún sobre el enigma que sigue a la muerte. Nosotros, los hombres de la Fe Consumada, sabemos de dónde venimos, porqué aquí estamos y a dónde vamos y por eso con las respuestas a estos interrogantes nuestra vida humana y espiritual tiene sentido. Nosotros, por la Fe entendemos a Dios creador y a las cosas creadas. El hombre de la Fe no busca la verdad, ya la tiene en su espíritu. La verdad para él no es una razón es una persona llamada “Cristo”.


Para nosotros, la inteligencia de la Fe es la verdad. La verdad os hará libres. La Fe acerca a la verdad. La razón aleja al hombre de la verdad. La razón solo encuentra la razón en lo que ve. La necesidad del hombre de la razón es la filosofía. La necesidad del hombre de Fe es la teología. El hombre de la razón cuando niega, pierde el contacto con la verdad. El hombre de Fe cuando afirma, aumenta su capital de convicción de la verdad. La vía válida para conocer a Dios no es la razón es la verdad. La Fe ilumina. La razón apaga. El hombre de la razón dice que la revelación no es necesaria. El hombre de la Fe vive su Fe por la revelación, inspiración e iluminación. La Fe en Cristo produce esperanza. La razón produce más razón sin esperanza. Ciertamente el hombre de Fe tiene razón en lo que cree. Del hombre de la razón, viene el racionalismo que defiende la primacía de la razón para conocer la verdad. Lo que eleva al hombre es la Fe, no la razón ni el racionalismo. Cuando la razón le dice a la Fe y ¿Qué hay contigo Fe? La Fe le dice tengo el poder de iluminarte oh razón a fin de que puedas entender y comprender a Dios para creer. Tú razón dices: hasta que no lo entienda, no lo creo y yo la Fe te digo: por cuanto he sido iluminado, lo entiendo y lo creo. Yo la Fe te digo oh Razón que tienes “Soberbia filosófica” y yo la Fe tengo “Humildad teológica”. Tú oh razón haces más humano al humano y yo la Fe ya hice divino al humano.


*Este documento pertenece a la Universidad Reino Prohibida la copia electrónica, escrita, digital, sin una debida certificación y permiso del Ebed: Dr. Rey Estrada. Solo si lo usas para enseñar y predicar con el mismo título, contenido y autor, eres libre de compartirlo. Estudia con nosotros la Universidad Reino 1 - https://www.reyestrada.com/universidadreino-1



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page